Nutrición foliar en el Cannabis

Categories: Cannabis y Química0 Comments2145 words
La nutrición foliar en plantas de cannabis

En este artículo vamos abordar la nutrición foliar en plantas del cannabis, del cual existe bastante desconocimiento por los cultivadores.

Desde el equipo TheGorillaGrow pretendemos el informar al cultivador o lector, cuales son las maneras mas adecuadas de poder administrar eficazmente nutrientes o bioestimuladores, a través de aplicaciones foliares.

También vamos a intentar aclarar o despejar ciertas dudas que surgen entre cultivadores, para desmitificar informaciones existentes detrás de estas aplicaciones. A continuación, vamos a profundizar en ciertos puntos, para intentar saber que hay de cierto sobre la manera de poder alimentar a las plantas a través de sus hojas por medio de pulverizaciones de diversas soluciones.

¿Son efectivas estas aplicaciones?   ¿En qué momento debemos realizar las aplicaciones?  ¿Que tipo de nutrientes podemos aplicar? ¿Que cantidad?  ¿Como debemos aplicarlo?

 

Es efectiva la fertilización foliar

La fertilización foliar es efectiva cuando se utiliza con criterio y con una estrategia clara.

Como dato relevante debemos saber que las hojas no son órganos especializados para absorber nutrientes como pueden ser las raíces, y si una parte esencial para realizar la fotosíntesis. Aun así, las hojas posen algunas estructuras como las estomas, los poros hidrofílicos o los ectodérmicas que poseen cierta capacidad para absorber nutrientes.

Ya que la absorción de nutrientes por las hojas es más baja que por las raíces, hace que las plantas no puedan abastecerse diariamente de todos los nutrientes y en las cantidades necesarias que estas los demandan, con una sola aplicación foliar al día.

En base a esta afirmación no recomendamos el reemplazo de la fertilización edáfica* por una fertilización vía foliar, pero si creemos que es el complemento perfecto para la nutrición edáfica de las plantas de cannabis.

En el caso concreto de los bioestimuladores estos funcionan muy eficientemente cuando se aplican de manera foliar pulverizando sobre las hojas.

 

Cuando está justificada su aplicación

Casos justificados:

Para prevenir deficiencias de nutrientes, que pueden ser causa de diferentes factores. En estos casos las aplicaciones foliares son muy efectivas.

Para curar carencias, en este caso se debe identificar que elemento o elementos son los responsables de la carencia o carencias y aplicar estos nutrientes por vía foliar, en estos casos las aplicaciones no son tan efectivas como las aplicaciones preventivas.

El motivo es por que en el momento que las deficiencias se reflejan en las hojas a través de amarillamientos, el daño sufrido ha sido tal, que estas plantas no terminan de recuperarse de manera satisfactoria, debido en gran parte a la pérdida de la salud y la vitalidad.

Cuando las condiciones del suelo limitan la disponibilidad de los nutrientes, como en caso de tener un rango de ph alto en del medio de cultivo, en el cual genera una disminución de la disponibilidad de algunos micronutrientes como puede ser el hierro. En estos casos las aplicaciones con micronutrientes quelados son un acierto, ya que estos pueden ser repuestos de manera rápida, sencilla y eficaz con tratamientos foliares

Cuando el cultivo está en pleno crecimiento y demanda una alta cantidad de nutrientes, pero estos dejan de estar de una manera disponible en el suelo, debido a condiciones ambientales adversas como; el calor extremo, frío, sequía o inundación.

En suelos salinos donde las raíces sufren, disminuyendo considerablemente la absorción de nutrientes, debido al a la presencia de sal.

En algunos cultivos de exterior donde el suelo es poco poroso, dificultando la extensión de las raíces para alcanzar los nutrientes, que a menudo, se depositan en el fondo del subsuelo haciéndolos inaccesibles por las mismas.

Cuando las raíces han sufrido algún tipo de daño o enfermedad o si tienen una actividad baja, hacen perder capacidad de absorción.

Como complemento a la nutrición edáfica, en ciertas etapas donde la demanda de algún elemento es muy alta. Como ocurre con el fósforo en la primera etapa de cultivo, para estimular el desarrollo de las raíces o el nitrógeno en la etapa de crecimiento.

Existen en el mercado productos foliares formulados con bioestimuladores u hormonas, estos productos funcionan eficientemente en este tipo de aplicaciones.

Vías de penetración

Existen varias vías de acceso de los nutrientes a través de las hojas como:

Los ectodesmos, que son prolongaciones del citoplasma que generan un canal a través de la pared celular, por donde absorben los nutrientes.

Los poros hidrofílicos, que son canales por los cuales se transportan los nutrientes a través de la cutícula hasta el interior de la membrana celular.

Los estomas, que son células que se encuentran sobre todo en la epidermis del embes de las hojas, que permiten la absorción de los nutrientes.

Procesos de absorción de los nutrientes foliares

En primer lugar, debe de haber un contacto del fertilizante con la superficie de las hojas, en segundo lugar, el producto debe penetrar a través de la epidermis y en el tercer lugar, ocurre una distribución y dislocación de los nutrientes por el sistema vascular de las hojas, hasta las partes donde la planta lo necesita.

Qué nutrientes podemos utilizar

Hay que dejar claro, que las aplicaciones de nutrientes vía foliar no se deben usar por usar, pero si pueden ser utilizadas bajo un criterio definido y una estrategia determinada.

Las aplicaciones foliares deben ser siempre con productos específicos para este fin y siguiendo estrictamente tanto las dosis, como las recomendaciones del fabricante en el etiquetado.

Se pueden utilizar toda clase de nutrientes, quelatos, bioestimuladores y hormonas comoh:

Nitrógeno,  fósforo, potasio, calcio, magnesio, zinc, manganeso, molibdeno, hierro, azufre, boro, cobre, silicio, manganeso, selenio, sodio, extracto de leonardita, algas del kelp, aminoácidos, vitaminas, azúcares, auxinas, giberelinas, citoquininas, triacontanol, DTPA, EDTA, EDDHA, EDDHMA, HBED.

Cantidad de nutrientes esenciales utilizados por el cannabis

Para poder crear una estrategia de fertilización foliar, debe conocer antes los requerimientos nutricionales aproximados en cuanto a cantidades que las plantas de marihuana demandan. Tengamos en cuenta, que esta es relativa y cambia en cada etapa del cultivo.

NPK

El nitrógeno, fósforo y potasio, son los nutrientes que en más cantidad demanda el cannabis en sus diferentes etapas, la demanda de estos nutrientes para el correcto desarrollo de las plantas es aproximadamente de un 80%.

Las aplicaciones foliares de estos elementos se utilizan para completar la fertilización edáfica tradicional, pero no es eficaz como sustituto de esta, debido a la altísima demanda de estos nutrientes por parte de las plantas. Estas aplicaciones pueden ser utilizadas en condiciones donde la disponibilidad de estos nutrientes se ve reducida en el medio de cultivo y cuando están en cantidades insuficientes para las plantas.

También son muy útiles cuando el ph del medio de cultivo está fuera del rango de asimilación o por una baja actividad de las raíces, debido a condiciones climáticas adversas u otros factores.

Con las aplicaciones de estos nutrientes, se pretende crear un estímulo nutricional y fisiológico, para proporcionar energía en determinadas etapas de las plantas. Como en el desarrollo de la raíz, la etapa de crecimiento vegetativo y las primeras semanas del periodo de floración.

Calcio y Magnesio

La cantidad demandada por el cannabis de estos elementos es aproximadamente del 15%.  Las aplicaciones foliares se utilizan para tratar deficiencias menores y mayores de estos elementos, en conjunto con las aplicaciones edáficas.

Las aplicaciones foliares de estos elementos no pueden suplir las aplicaciones edáficas. Esto se debe a que la demanda de estos elementos es alta, por lo tanto, tendríamos la necesidad de realizar varias aplicaciones foliares diarias para que la planta cubra los requerimientos que tienen de estos nutrientes a diario.

Zn,Fe,Cu,Mn,Mo,B

La cantidad total de estos microelementos que demanda a diario el cannabis está en torno al 5%, estos son elementos como el zinc, hierro, manganeso, boro, cobre y molibdeno que son muy necesarios para el correcto desarrollo del cannabis.

Las aplicaciones foliares de estos, son utilizadas para eliminar sus deficiencias tanto como para prevenirlas. Su efectividad es tan alta que puede suplir las aplicaciones edáficas de estos nutrientes

 

Aplicaciones foliares de Bioestimuladores y Hormonas

Las aplicaciones foliares de estas sustancias incrementan la eficiencia de los nutrientes, la fotosíntesis, el peso de los cogollos, la cantidad de cannabinoides, la producción de terpenos, tolerancia al estrés por las plantas y el sistema inmunológico entre otras.

Factores que influencian las aplicaciones de sustancias foliares

Debemos comprender que hay muchos factores que intervienen para una correcta absorción de los nutrientes o bioestimuladores que pretendemos suministrar mediante pulverización sobre las hojas:

Tipo de fertilizantes o Bioestimulador

Utilizar solo productos formulados y diseñados específicamente para uso por vía foliar, con esto reduciremos los riesgos de quemazón producidos por el efecto lupa, gracias a los coadyuvantes que suelen contener en sus composiciones. Como agentes surfactantes y agentes humectantes, que a su vez facilitan la penetración por las hojas de los nutrientes aplicados, sin correr riesgos de sobredosis. Los agentes mencionados logran que los nutrientes estén por más tiempo en las hojas, para que puedan tener más tiempo para absorberlos.

Es muy importante que el producto contenga algún coadyuvante, ya que, si no lo lleva, se produce una transformación de los nutrientes en cristales, que se posicionan en la cutícula y no alcanzan a penetrar. También protege a las sustancias para ser más resistentes a las lluvias.

Estos productos específicos suelen estar avalados con pruebas de eficacia, en campo que nos aseguran su efectividad.

Tipos de coadyuvantes

Agentes pegantes

Estos logran hacer que los nutrientes se peguen a las hojas, para que tengan más tiempo para su absorción. Su uso es muy interesante cuando llueve.

Agentes de suspensión

Estos agentes hacen que las partículas del producto queden suspendidas en el líquido y tengamos la misma concentración de nutrientes en toda la solución, para lograr una fertilización homogénea en las plantas, tanto al principio de la aplicación como al final de la misma.

Agente s humectantes

Estos son muy útiles porque aumentan el área de contacto en la hoja esparciendo el producto, y evitando en gran parte el efecto lupa por una menor formación de gotas. Estos disminuyen las quemaduras que producen la concentración de nutrientes que albergan estas gotas en los puntos concretos.

Tipo de pulverizador

Es importante utilizar un pulverizador que nos permita regular el grosor de la gota, pero lo ideal es utilizar un nebulizador de manera que produce mayor número de gotas. Lo ideal, es de un tamaño muy pequeño, de esta manera el producto abarca más superficie de la hoja y penetra más fácilmente, aumentando así la eficacia de la solución pulverizada.

La temperatura y radiación solar

Las radiaciones solares y el calor reblandece las cutículas de las hojas, por lo que se obtiene una penetración idónea del producto. Los problemas de absorción aparecen con el frío o con el calor excesivo, con temperaturas por encima de 40º grados, donde podemos tener problemas de fitotoxicidad y estrés.

Viento

El viento puede ser problema en cuanto a la pérdida de producto pulverizado y la baja absorción por la hoja a causa de este fenómeno, por lo que se recomienda apagar los ventiladores en cultivo de interior y pulverizar un día sin viento en cultivos de exterior.

Las hojas

Sabemos que las hojas están recubiertas por una capa cerosa que ofrece resistencia al paso de líquidos.

También es influyente la edad de la hoja, las más viejas tienen cutículas más gruesas dificultando más la penetración del producto, por el contrario, las más jóvenes tienen cutículas más delgadas con mayor número de poros hidrofílicos, que son una de las vías de entrada de los nutrientes en las hojas. Por estas razones las hojas jóvenes absorben mayor cantidad de producto

Hora de aplicación

Aplicar antes del anochecer cuando todavía hay claridad y no existe luz directa sobre las plantas para evitar quemazones en las hojas. En cultivo de interior graduar la temperatura sobre los 24 grados y apagar los ventiladores, aplicar con las luces apagadas o con luz indirecta, para evitar el efecto lupa sobre las hojas.

*Fertilización Edáfica: Fertilización realizada mediante aplicaciones al suelo.

Comparte esta historia!

Post relacionados